Cómo y cuándo podar un limonero

El limoneroCitrus Limonum, es un árbol frutal de la familia de los cítricos, muy popular en todo el mundo, siendo muy popular en la región mediterránea.

Puede llegar a medir unos 4 metros, generalmente tiene espinas y es de copa muy abierta y ramificada. Es de hoja perenne y se mantiene siempre verde.

Sus flores, conocidas como azahares (como las del naranjo), son blancas rosáceas y tienen una gran cantidad de estambres. Dependiendo de la variedad, pueden crecer de forma solitaria o en racimos.

Tanto la productividad del limonero, como su buena salud dependen en gran manera en podarlo de manera correcta. A continuación especificamos los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de  podar el limonero.

Época de poda

  • La poda del limonero debe realizarse antes de la fructificación entre enero y febrero, o después de recoger los frutos, es decir, entre junio y julio.
  • Cuando el limonero es joven puede podarse en cualquier época del año, pero no conviene podar un limonero de menos de 3 años.
  • Hay que tener mucho cuidado con no realizar las podas en época de heladas.

Frecuencia de poda

  • Debe de realizarse una poda anual.

Herramientas necesarias para la poda del limonero

Poda de limonero Altuna Hermanos

Pasos para podar un limonero

Estos son los pasos a seguir para realizar la poda del limonero:

1

Desecha y poda las ramas que no sirvan, es decir, las ramas muertas, enfermas o dañadas y las que no lleven a ninguna parte.

2

Poda todas las ramas inferiores, manteniendo la simetría del limonero. Que tu limonero mantenga un equilibrio es fundamental. Además, debes controlar aquellos brotes o chupones que crezcan alrededor del tronco y que absorban la salvia que necesita para fructificar y crecer de forma saludable. Elimina también las ramas cruzadas o aquellas que crecen hacia el interior del árbol para mejorar la circulación de aire y la penetración de la luz.

3

Selección de ramas: debes seleccionar las ramas más fuertes, pues éstas serán las encargadas de aguantar el fruto. Una vez seleccionadas esas ramas principales, el objetivo será mantener el tronco del limonero y las ramas seleccionadas en perfectas condiciones. Para ello, poda las ramas y brotes que surjan de ellas. Asegúrate de no dañar o eliminar ramas principales que forman la estructura básica del árbol.

4

Despuntar: recorta las puntas de las que salen de las tres ramas principales. Despunta las partes que veas débiles y deja las más fuertes. Para ello, los despuntes deben ser de aproximadamente 20 cm de longitud.

Otros consejos

Otros consejos a tener en cuenta a la hora de realizar la poda del  limonero:

1

No podar limoneros de menos de 3 años.

2

No podar nunca en épocas de heladas.

3

La poda de un limonero adulto será menor, siempre y cuando el estado del propio árbol sea bueno. Solo en el caso de que el limonero se encuentre débil o enfermo precisará de una poda más agresiva.

3

Poda las primeras flores y frutos que dé el limonero, así conseguirás que las próximas producciones sean más abundantes y mejores.

4

Evita que la copa del limonero se ramifique demasiado, pues si tiene demasiadas ramas pueden dificultar la exposición de la luz solar que necesaria para el correcto crecimiento del limonero.

5

Poda rama por rama, ten paciencia y si tienes alguna duda pregunta a un profesional o acude a un centro de jardinería para que te asesoren.

Recuerda adaptar la poda según las necesidades específicas de tu limonero y las condiciones de crecimiento locales. Además, ten en cuenta que la poda intensiva puede afectar la producción de frutas en el corto plazo, pero promoverá un crecimiento más saludable y sostenible a largo plazo.